El tesoro escondido de la Biblia

Encontrar a Cristo es el más y trascendental y feliz de los hallazgos. Es el descubrimiento por excelencia. Como en la historia su manifestación en carne humana dio origen a una nueva época y a una nueva manera de contar los años, en la vida personal el hallarlo es un nuevo punto de partida. Es dejar atrás las tinieblas para caminar en la luz. Es cambiar la incertidumbre por la seguridad. Es abandonar los dominios de la muerte para entrar en el reino de la vida. Cristo es el tesoro escondido en las páginas de Biblia. Dichosos los que lo encuentran, lo reconocen, dialogan y caminan con él, siéntete un hijo de Dios privilegiado al conocerlo.

Publicado por Bene Elohim - domingo, 30 de noviembre de 2014